Sígueme, sin miedo

SÍGUEME, SIN MIEDO
Anímate a seguirme por mail, Facebook y Google+.
No olvides bajar por la página para ver los textos al completo en la pantalla.
Disfruta con lo leído y siéntelo.

miércoles, 30 de abril de 2014

Una rabia dependiente

Siento algo que arde dentro de mí cuando oigo y veo ciertos temas. Uno de ellos es la Ley de la Dependencia. Hay que vivirlo para saber lo qué es..más allá de la documentación, la burocracia y el tiempo perdido que no volverá.

Acabo de ver el programa Salvados de Jordi Évole, "Los otros olvidados"...y he llorado. Emocionado, sollozado, lagrimeado...da igual como se describa. El hecho es que me ha tocado y hundido. Recuerdo una asistenta social que recientemente me decía:-Ánimo Laura, tú tienes fuerza y se te nota-. Creía que la tenía, pero ya lo dudo.

Hoy estoy bajoneada. Ayer presenté la documentación de la Ley de la Dependencia para mis abuelos, y hoy me dan ganas de volver a la oficina y decirles que da igual todo, que no vale la pena. Tirar la toalla, dejarlo correr..pero NO. NO me da la gana de darnos por vencidos. NO soporto que este gobierno o el que sea juegue con la población, votantes, consumidores, aportadores a la Seguridad Social, sin techo, sin recursos, expulsados, excluídos...en definitiva, gente de bien, seres humanos con obligaciones, sí, pero con derechos "humanos".

Hija única, hija de hija única, nieta de dependientes no reconocidos (por haber tirado la toalla tantos años), hija de posible futura dependiente. Hace un mes, a mi madre (cuidadora VIP y principal) le diagnosticaron leucemia...queridos lectores, no hace falta ser muy hábil leyendo entre líneas para imaginar a causa de qué ha venido tan repentinamente este diagnóstico...Son más de 10 años (por poner una cifra) cuidando a dos personas dependientes, cada una con su carácter, con una forma de ver la vida maltratada por la guerra civil, con sus disconformidades cotidianas que en lugar de facilitar el día a día, lo dificultan.

Mi madre durante toda su vida ha tomado las decisiones que ha considerado oportunas para cada momento difícil. A veces lo habrá hecho bien, otras no tanto, pero no podemos juzgar a alguien que siempre lo ha dado todo por su familia, sin pensar que podría revertirse en su propia desgracia. Actualmente llegan a sus oídos frases del tipo:-debes ser fuerte, más egoista, pensar en tí misma y cuidarte, haz un viaje, aléjate de tus padres...-. Y ella lo único que piensa es:-¿qué haremos cuando se nos acaben los ahorros? (suerte de tenerlos), qué herencia le estoy dejando a mi hija? (esa soy yo)-.

Yo crecí diferente de mi madre, con una educación quizá similar a la suya, con las mismas bases, pero con un enfoque distinto. Me gusta dar un toque de color a todo, y eso es lo que he hecho con mi vida. No siempre bien visto por mis padres, pero bien hecho a mi parecer. Después de una carrera profesional dura, luchada y vencida, me encuentro en el paro, con un niño pequeño y a la expectativa de qué ocurrirá con mi familia. No se puede decir que esta situación me haya venido de sorpresa, mentiría, en parte ha sido buscada. Actualmente digo que tengo un trabajo VITAL: disfrutar de mi hijo, acompañar a mi madre, y cuidar a mis abuelos...y quererlos mucho a todos (aunque hay días que se hace complicado).

Todo el mundo me dice que tengo más recursos que mi madre para no caer en una depresión, agujero negro, y ver el balcón simplemente como un lugar donde tender la ropa y no donde hacer equilibrios...Hago yoga, medito, encuentro mi momento, hago introspección y cada día me repito frases positivas...¿me estaré volviendo loca? No lo creo, simplemente estoy demostrando mi disconformidad con el régimen establecido. De momento pago mis facturas y mi hijo crece sano...¿hasta cuando? no lo sabemos.

Mi máxima hoy día es: -no sigas el ejemplo de tu madre (y ella lo sabe), vive el presente y ama para poder ser feliz.

Doy las gracias a este blog que me sirve de descarga y a las personas humanas que me leeis. Un consejo, sentid, amad y sed felices...lo único que os llevaréis a la tumba será eso. Y cuando volvais a renacer, tened siempre sentimientos puros, claros, cristalinos para poder compartir...es lo más bello de la vida, poder compartirla.

lunes, 21 de abril de 2014

Utopía

Querer llegar, y no encontrar el camino
Querer sentir, y tener el corazón endurecido
Querer ser, y tener el espíritu enjaulado y el alma llorona
Querer amar, y no tener destinatario
Querer ser feliz, y no hallar el momento
Querer correr, cantar, bailar y gritar a los cuatro vientos la alegría de vivir, y no saber en qué dirección

¿Qué me ofreces, Utopía? 
Una vida ensoñada, irreal e imaginaria
En una isla humanamente perfecta
Socialmente imposible
Perder la razón, soñar despierta
Felicidad inventada para un bienestar momentáneo

Y me despierto taciturna
Desilusionada por perder el norte de los sentidos
Vacía y a la vez completa

Porqué la vida consiste en eso mismo:
Momentos de ilógica realidad
Locura desbordante
Para que después las aguas vuelvan 
A un cauce políticamente correcto

Isla Utopía, seguiré visitando tus lares
Para encontrar cobijo en días de lluvia
Y protección durante las batallas
Espérame, que ahí voy




miércoles, 9 de abril de 2014

Por el simple hecho de escribir

Por el simple hecho de escribir
Me veo así todas las noches:
Mi cama, mi almohada, mi frasada
Mi insomnio y mis ganas
Soy de tecnología punta
Un aquí te pillo aquí te escribo
Dejo de lado el papel y el boli
Por no saber descifrar los geroglíficos
Que vienen siendo mi letra
Quizá consecuencia de mis tormentos y mis penas
Mis emociones y mis nervios
Este medio es más antiséptico
Más limpio e higiénico
Oh! Aberración de las letras
Blasfema entre los escritores!
Me rasgo las vestiduras...sólo cuando tengo calor
Los sentimientos son los que son
Y esos no se esterilizan ni se higienizan
Simplemente se transmiten, se comparten y se comprenden...o no
A tí, que me estás leyendo, te propongo un reto:
Lee con pasión, hasta la lista de la compra
Siente como se eriza el bello con las palabras
Vibra con cada punto y cada coma
Busca poesía en tus neuronas


martes, 8 de abril de 2014

Entre luces y sombras

Y volvió la noche
Y con ella una maraña de luces y sombras
Juegan con mis sentidos
Enredan mi mente
Y en el momento más incoherente
Desaparecen sin más
Y me dejan perdida y desorientada
En medio de un bosque claroscuro
No me sitúo, no percibo
Pero sí siento
Un escalofrío recorre mi espina dorsal
Espeluznante erizada dermatológica
Que con ojos cerrados
Hace que vea todo mucho más claro...
Claro! Eso es sentir con el alma
Ya empiezo a encarrilarme
Encuentro las vías que me llevarán a destino
Cual será? Eterno desconocido 
Cuyo conocimiento no conduce a nada
Y en mi bosque empieza a clarear
Me despeja el rocío goteando en mi cara
Una suave brisa ondula mi pelo
Suaves hojas acarician mi espalda
Abro los ojos? No! No vaya a ser que vuelvan las sombras y todo sea un sueño
Seguiré viviendo a ojos cerrados
Y mi existir entonces será puro sentir

viernes, 4 de abril de 2014

Mandamientos

No reconozco el reflejo que veo en el espejo.
No quiero tener una alma desorientada, perdida.
No me veo entre la mayoría.
No quiero ser gris, neutral...triste.
No me inundes, pena, con tus dolencias, maldiciones y hechizos.
No me alimento día a día de la desgracia de los demás.
No quiero ser una más, pululando en esta vida que pasa, como un suspiro.
No quiero verme apocada, desdichada, anudada a la mediocridad.

Pero hoy...
No me siento afortunada, ni alborotada por la dicha.
No soy lo que fuí, pero tampoco lo que llegaré a ser...que no se...ni quiero saber.
No celebro la alegría de vivir, el regocijo de saber que estoy viva y un día más sale el sol.
No me suelto la melena al viento y grito "que sea lo que sea", sin más.
No canto, no bailo, no río, no lloro, no sueño, no amo...sin premeditación y alevosía.

Por eso te pido...
Vuelve a mí, felicidad perdida, alegría olvidada en un cajón del armario.
Piensa en mí, sol eterno, astro rey, que todo iluminas.
Hazme un sitio a tu lado, tiempo que pasa, que corre, que no te alcanzo.
No me olvides, amor eterno, pasión desenfrenada, locura sana.

Al final y al cabo, este ser humano invisible, minúsculo, imperfecto, tiene un universo entero para dar.