Sígueme, sin miedo

SÍGUEME, SIN MIEDO
Anímate a seguirme por mail, Facebook y Google+.
No olvides bajar por la página para ver los textos al completo en la pantalla.
Disfruta con lo leído y siéntelo.

lunes, 20 de abril de 2015

Perdónenme, pero necesitaba desahogarme

Estoy rabiosa, rebelde con causa,
un bote de conserva a punto de estallar.
Me siento culpable,
pequeña, frágil,
víctima de un entorno hostil.
No quiero ni juzgar, ni que me juzguen,
es algo que no soporto.
"El que esté libre de pecado,
que tire la primera piedra"
dijo una vez un sabio,
que por ausencia de anonimato,
se transformó en Super Star, y se desvirtuó.
Y los humanos insignificantes,
¿qué pintamos? ¿qué somos?
Partículas de un macro-cosmos,
que por sobre-saturación
acabará por comprimirse
y desaparecer.
"Paren el mundo que me apeo",
llevo años, siglos, repitiendo la misma frase.
No me ubico, no encajo en el gran puzzle.
No encuentro la salida del laberinto,
por mucho que lo intento.
Me acusan, me señalan con el dedo,
me desmotivan, me hacen sentir culpable.
Siento pena, lástima de las almas grises
que día tras día intentan minar
la felicidad que otros, con empeño
y no poco sudor, cuidan,
amamantan y hacen crecer en sus vidas.

Son frases inconexas de desahogo...lo reconozco:
murió Galeano, maestro, mentor...
la gente en la calle cada día peor,
los chavales desorientados,
accidentes, muertes, pobreza, 
política, trajes, corbatas que apretaría sin cesar.
¿qué nos está pasando, humanidad?
Nadie siente el sentido de su propia existencia,
consumismo, fanatismo, moralismo...
¿y qué más mierda me ofreces?

Ta, se acabó, basta ya...
persona sensible que soy
demasiado afectada por mi entorno
hoy es el día de entonar un
"NO PUEDO MÁS, DEJADME EN PAZ"

Y con mi desfogue, mis lágrimas y mis letras,
a descansar me voy.
Me siento vacía pero llena
de esperanza y amor 
para quien lo quiera
y lo sepa apreciar como yo.