Sígueme, sin miedo

SÍGUEME, SIN MIEDO
Anímate a seguirme por mail, Facebook y Google+.
No olvides bajar por la página para ver los textos al completo en la pantalla.
Disfruta con lo leído y siéntelo.

jueves, 21 de abril de 2016

Mi guía superior

Ahora te reconozco
mi guía espiritual
mi ente superior
mi sabiduría interna.

Hace tiempo te percibo,
una brisa en la mejilla,
un escalofrío en la noche calurosa,
el bello de los brazos erizado.

Ahora me doy cuenta
ahora lo entiendo todo,
exacto, es EL AHORA,
el presente, el momento.

Ahí es donde te encuentro
sin buscarte,
donde te percibo
sin consciencia,
donde me inspiras
sin preparación previa.

Pero has estado siempre
conmigo, en mis momentos,
protegiendo, aconsejando,
inspirando, apaciguando.

Es el momento de la verdad
del abrir lo ojos al saber,
el real, el auténtico,
romper el velo de la estupidez.

Soy un ser humano
como la vida misma,
estoy aquí con un objetivo de alzada,
ese que debo buscar.

Y tu me mostrarás el camino,
cual perro lazarillo
que guía a su ciego,
entre las tinieblas de la vida.

Estamos aquí,
no juntos porque somos uno,
y esta unidad indivisible
caminará junta por los siglos
y las vidas...y más allá.



jueves, 14 de abril de 2016

Mis amores, mis dolores

Dormís
Estáis tan dulces que os comería
A besos, a abrazos
Y este momento es la culminación
De un proceso no tan plácido
Ni agradable
Que se va trabajando
Día tras día
Con sus momentos de euforia
Y sus otros de impotencia
Tantas emociones extremas
Que me río de los deportes de aventura

Y todo empieza con dolor
De lumbares, de cabeza y demás
Es un dolor holístico
Y el dolor emocional
De no acabar como anhelado
De la raja, del postparto
De la insensibilidad de unas viejas,
Retrógradas
A la empatía de otras 
que pasaban por allí
Dolor solitario
Dolor compartido
En pareja, en familia
Con los niños
Con los vecinos
Como quien hace una escapada rural
Qué bonita promoción!
Y ese dolor te acompaña...siempre
Lo has sufrido
Se te queda en tu impronta genética
Para que las generaciones venideras
Sepan a qué atenerse
Pero ese dolor
Siempre te pillará en bragas
Porque es solo nuestro
Es un dolor de mujer
Pero con género masculino

Y cuanto más congestionada estoy
Miro vuestras caritas
Es un milagro
Que entre tanto dolor
Esa mirada inocente
Lo cure todo

Tu cara

Cierro los ojos
Entre negrura, veo un punto azul
Se va definiendo
Perfilando una imagen
Cadavérica, mortífica, esquelética
Poco a poco, una cara
Unida a un cuerpo tapado
En decúbito supino inerte
Cuencas de ojos vacías
Agujeros negros de la muerte
Mejillas inexistentes
Pozos resultantes de la erosión
De un alzheimer galopante
Aplastante, abusador, despiadado
Consumidor de almas limpias
Esa cara se me antoja sufrida
Maltratada, sin hallar la paz
Anhelada en los espíritus que parten
Mal repartida, codiciada paz

Y de repente,
En mi postura meditativa
En mi intuición floreciente
Con mis sentidos en letargo
Se me dispara la alarma
Y lo comprendo todo
Sé quien eres, imagen monstruosa
Pero de lo más natural
Eres el ciclo de la vida
El final del programa
Lo que toca por edad
Y por nivel genealógico
Sí, te toca a tí ahora
Pon final a tu sufrimiento
Convertido en una felicidad fantasmal
E irreal, pero olvidadiza
Pasa tu página ya
No sentiré dolor
Porque hoy lo que siento es lástima
Por tí
Por tu hija
Por mí
Por todas las mujeres de la familia

Encontré mi misión:
Romper la inercia femenina
Que heredamos
Cuidar, sufrir, 
padecer los males propios y ajenos
Y pongo un BASTA por testigo
Que yo no acabaré como vosotras!
Todavía estoy a tiempo, lo sé
Y avanzaré día a día 
En mi empeño de liberar vuestras almas
Sin condenar la mía propia

Eso sí, sola me cuesta
Necesito vuestra energía mujeril
Venida de lo más profundo y ancestral
Para ayudarme en mi cruzada
Por el descanso de todas
Seré como una Juana de Arco
Con estandarte de ruptura
El fuego limpiará todo
Y en un nuevo amanecer
Nuestras almas bailarán
Al son del arpa